CENTRO DE ESTUDIOS WILHELM REICH

INVESTIGACIÓN, FORMACIÓN, BIOTERAPIA

lunes, 21 de diciembre de 2009

Wilhelm Reich y la salud mental

Wilhelm Reich y la salud mental

Escrito por Amaro Reyes


"El amor, el trabajo, y el conocimiento son las fuentes de nuestra vida. Ellas también deberían gobernarla." Wilhelm Reich


La Organización Mundial de la Salud (OMS) define a la salud mental como un estado de bienestar en el que el individuo realiza sus habilidades, maneja el estres normal de la vida, puede trabajar productivamente, y es capaz de hacer una contribución a su comunidad. (www.who.int/whr/2001/chapter 1/en/index.html). El mismo organismo admite que no existe una definición oficial de salud mental, y que factores subjetivos, diferencias culturales, y puntos de vista teóricos distintos afectan la definición del concepto. En base a esto podemos preguntarnos: entonces, qué es la salud mental?. La definición de la OMS dista de ser objetiva y precisa. Cómo saber que un individuo realiza sus habilidades?. O cómo distinguir el trabajo que es productivo del que no lo es? Qué significa contribuir a la comunidad? Como se evalúa esto? Es relativamente más fácil determinar el estado de enfermedad en una persona que el de salud. La patología es más visible que la normalidad. No sólo eso, en el campo psicológico una se puede confundir con la otra. Lo que es normal para unos es anormal para otros. Los criterios diagnosticos no son siempre claros o fáciles de definir. Por otro lado, existe un gradiente o espectro que va de lo sano a lo enfermo, las distinciones a veces no son nítidas, y la posición de un individuo en este continuo es relativa a otros y varía con el tiempo y circunstancias. Además, sabemos que la salud física y la salud mental o emocional son dos lados inseparables de la misma moneda, y que se influyen mutuamente.

Las teorias que existen en Psicología y Psiquiatría nos dan versiones muy diversas de lo que es o debe ser la normalidad. Desde la capacidad de amar y trabajar de Sigmund Freud, hasta la ausencia de pensamientos negativos y no realistas de la terapia congnitiva, pasando por la adaptación a la realidad de los psicólogos del yo y terminando con la conducta normal o normalizada de los conductistas. Cada quien tiene su conceptualización favorita.

Wilhelm Reich (1897-1957) fue un psiquiatra y psicoanalista austriaco que formo parte de los primereros grupos de colaboradores más cercanos a Freud, a quien conoce cuando Reich era aun estudiante de medicina. Fue director asistente de la clínica psicoanalítica de Viena en la década de los años 1920's, y director del seminario técnico del instituto psicoanalítico de la misma ciudad europea. Autor original y controvertido, es famoso por sus libros sobre la función del orgasmo, el análisis del carácter, y la psicología de masas del facismo. Durante su exilio en Noruega, huyendo de los Nazis, y más tarde en los Estados Unidos, desarrolló una intensa actividad clínica y científica. Originó un novedoso enfoque a la psicoterapia, que él llamó vegetoterapia y luego terapia orgónica médica, y que implicaba el trabajo directo con la coraza muscular y caracterológica, haciéndolo así el precursor y pionero de la psicoterapia corporal, la cual incluye hoy en día diversos puntos de vista, muchos de ellos derivados de Reich. También realizó estudios de laboratorio que confirmaron la existencia de una energía biológica o biofísica sui generis que denominó Orgón o energia orgónica, y la cual encontró existía no sólo en los organismos vivos, sino en la atmósfera y la naturaleza en general. Fue perseguido por las autoridades federales de los Estados Unidos y muere trágicamente en una prisión en el estado de Pensilvania.

Reich hizo enfasis en la importancia de analizar y entender el carácter del paciente y no sólo sus síntomas. El psicoanálisis, en su inicio, se dedicaba a entender y analizar los síntomas del paciente (fobias, compulsiones, ansiedad, depresion, obsesiones, etc). Reich postuló que esto no era suficiente y que después de todo no ayudaba mucho a la gente que buscaba tratamiento. Era necesario, de acuerdo a él, entender y analizar la estructura caracterológica, de la cual el síntoma era sólo una pequeña parte. Para Reich el carácter no es un concepto moral, estático, o puramente psicológico, sino más bien funcional y tambien biológico.(www.wilhelmreichmuseum.org/biography/htlm#glossary). Es basicamente la forma típica que tiene cada individuo de actuar y reaccionar, incluyendo la manera de moverse, hablar, caminar, mirar, y relacionarse con otros, incluyendo patrones respiratorios y tensiones musculares. La estructura caracterológica tendría, por lo tanto, un componenete psicológico y emocional, y uno muscular o fisiológico. Reich pensó que el carácter servía como una forma de defensa del individuo ante emociones conflictivas y difíciles de tolerar, por lo general inconscientes, y que derivaban de experiencias traumáticas de la niñez. Patrones de tension muscular en distintas áreas del cuerpo contenian la energía ligada a estas emociones y que se habían formado durante situaciones emocionalmente difíciles en la niñez.temprana. Por ejemplo contractura de los músculos toracicos, que limita la respiración, durante el miedo, o de los músculos de los hombros y extremidades superiores durante la rabia. Esto es lo que él denominó coraza caracterológica. El trabajo físico directo sobre los músculos permitia la liberación de las emociones contenidas, así como de recuerdos reprimidos ligados a las mismas, y la toma de conciencia de su existencia

Uno de sus principales hallazgos clínicos en el trabajo con pacientes neuróticos fue el que practicamente todos ellos tenían problemas sexuales, en particular la incapacidad de experimentar una descarga total de la tensión y una ausencia de convulsiones musculares involuntarias durante el acme sexual. Esto él lo llamó impotencia orgástica. Es importante notar que Reich se dio cuenta de que estos individuos no eran impotentes, los hombres, o frigidas, las mujeres. O sea, eran capaces de excitarse sexualmente hasta el punto de poder tener un coito heterosexual, pero permanecian insatisfechos e igual de neuróticos. Para Reich es esta experiencia de convusiones involuntarias y descarga total de la excitación, sin tensión residual, lo que define al orgasmo, no la pura respuesta fisiológica de los genitales (erección y eyaculación en el hombre, lubricación vaginal y contracciones pélvicas en la mujer), y precisamente lo que los pacientes neuróticos no podían experimentar. Segun Reich el orgasmo no es un fenómeno exclusivo de los organos genitales, sino que involucra a todo el organismo. Esto es lo que definía al carácter neurótico en general, a diferencia del carácter genital, que era la estructura caracterológica de la gente que sí era capaz de tener estas experiencias. Reich también encontró que los pacientes que habían alcanzado la etapa genital en su desarrollo psicosexual tenian mejor pronóstico, o sea era más probable que mejoraran con el tratamiento, que los que no lo habian logrado, y a la larga alcanzaban más altos niveles de satisfacción y funcionamiento. El carácter genital también implicaba la ausencia de síntomas neuróticos y patología sexual severa, y la capacidad de autoregularse. Una de los rasgos distintivos del carácter neurótico, entre muchos otros, es la necesidad de depender de otros (jefes, líderes, fuehres, guías espirituales, gurus, maestros, etc.) para tomar decisiones y determinar la vida propia.

El carácter genital, por lo tanto, y de acuerdo a Reich, se define como la estructura de carácter que no sufre de éstasis sexual, o sea tensión sexual no descargada, y es capaz de autoregulación y de potencia orgástica. El carácter neurotico, por su parte, sufre de éstasis bionergética crónica, es incapaz de auto-regularse, y se guía más bien por la regulación compulsiva moral exterior, que tarde o temprano se interioriza(www.wilhelmreichmuseum.org/biography/htlm#glossary). El cáracter neurótico se puede presentar en distintos sabores y colores. Así, Reich describió los caracteres histérico, compulsivo, fálico-narcisista, masoquista, y pasivo-femenino, siendo algunas de sus descripciones clínicas de las primeras en la historia de la Psiquiatría Clínica. Todo este trabajo precede las publicaciones mucho más tardías, décadas después, de otros teóricos psicoanalíticos importantes actuales como Otto Kernberg.

Otra observación clínica de Reich, y confirmada después por otros autores (por ejemplo Fritz Perls, quien por cierto fue analizado por Reich), es la presencia de una coraza caracterológica móvil y adaptable en el carácter genital. El carácter genital no implica ausencia de coraza del carácter o libertinaje sexual, como algunos lo imaginan y les gustaría, sino más bien la capacidad de tener una relacion sexual satisfactoria y monógama, que no llegue a la búsqueda de otras companeras(os) sexuales, y el poder manejar y adaptarse a distintas situaciones sociales, personales, económicas, y hasta políticas, de manera flexible y productiva. Esto hablaría de la existencia definitiva de una coraza caracterológica, que todos tenemos y es indispensable en esta sociedad, pero que es flexible, móvil, y adaptable, en lugar de rígida, compulsiva, y que da lugar a conflicto y dolor.

Mientra realizaba estudios de laboratorio en la Universidad de Oslo, en los años 1930's, Reich descubrió que si tomaba tierra o arena de una playa, esterilizaba este material en un autoclave, y luego lo sembraba en medio de cultivo estandar usado en bacteriología, el material se desintegraba en vesículas microscópicas llenas de energía que tenian movimiento y que pulsaban espontaneamente. De manera sorprendente, estas vesículas, que él llamó Biones, se atraían mutuamente y se organizaban posteriormente en protozooarios y otros microorganismos. Estas observaciones no son derivadas de la especulación o de teorías filosóficas, sino fueron resultado del trabajo experimental en condiciones controlables de laboratorio y hechas bajo el lente del microscopio, y que son reproducibles por cualquiera que se tome la molestia y el tiempo de seguir los metodos de Reich. En base a estos hallazgos Reich desarrolló una prueba sanguinea que permite evaluar el estado energético de una persona. Es importante notar que Reich también encontró que esta capacidad de pulsar de los seres vivos, esto es de contraerse y expanderse de manera natural, rítmica y espontánea, caracterizaba no sólo al funcionamiento fisiológico normal (por ejemplo, ritmo cardíaco, respiración, peristalsis intestinal, actividad muscular esquelética,etc.) sino también era parte del estado de salud emocional de una persona. En otras palabras. hay gente que vive en un estado crónico de contracción o expansión energética, o que son incapaces de experimentar la alternancia de este ritmo natural en sus vidas emocionales y en su estado total de energía biológica, lo cual es opuesto a un estado de salud emocional y física. Más tarde Reich utilizó estos descubrimientos en el tratamiento experimental del cáncer.

Para resumir, y siguiendo las ideas de Reich, un estado ideal de salud mental y emocional, y muy probablemente también física, implicaría lo siguiente: el poseer un carácter genital; la capacidad de potencia orgástica; una coraza caracterológica que es flexible, adaptable, y no patológica o problemática; y la alternancia, a nivel energético, de una expansión y contracción natural, espontánea, y más o menos permanente.

Como podrá el lector concluir a estas alturas, utilizando los criterios derivados de Reich la salud mental y/o emocional es una rareza en la sociedad occidental actual. Todos , o casi todos, los que vivimos en esta parte del mundo hemos sido criados, educados, adoctrinados, e intimidados en un sistema socio-político que niega y reprime la sexualidad natural del niño y el adolescente, y nos convierte en esclavos sumisos y obedientes de un sistema todavía autoritario, patriarcal, y arbitrario. La expresión emocional y sexual natural y espontánea, y la capacidad de auto-regulación y de experimentar placer estan dañadas en casi todos nosotros, de acuerdo a Reich. Esto es resultado de la sociedad en que vivimos.

Tal y como Reich escribió hace décadas, la neurosis, o sufrimiento emocional, es un fenómeno colectivo, social, y de masas, y no un problema individual y de algunas personas, como Freud creyó. La existencia de la enfermedad psiquiátrica en la población esta diseminada, abarca todos los estratos socioeconomicos, y es común, como lo demuestran los últimos estudios epidemiológicos, o la experiencia de cualquier psiquiatra. La posible solución a muchos de estos problemas, a largo plazo, tendrá que ser social y colectiva más que individual. Sin embargo, por el momento, nos encontramos con cada una de nuestras individualidades, con la contribución que cada individuo hace a sus propias dificultades, y con el problema de qué hacer con la persona frente a nosotros que busca ayuda.

El psicoanálisis y las psicoterapias derivadas del mismo, la psicoterapias congnitivas y conductuales, y otros enfoques psicoterapéuticos, incluyendo la medicación, ayudan, y ayudan a mucha gente, pero no llegan a la raíz de los problemas emocionales de nadie. El sufrimiento emocional y psicológico no se origina sólo en conflictos inconscientes, pensamientos negativos, o anormalidades neuroquímicas, sino en emociones reprimidas y contenidas en la realidad del cuerpo. Solamente un enfoque terapéutico como el que Reich propuso, y quizá algunos derivados del mismo, pueden ofrecer posibles soluciones.

El autor tiene conocimiento de la existencia dos programas de entrenamiento en Orgonomía, que incluye los aspectos médicos, terapéuticos, y científicos del enfoque de Reich, en los Estados Unidos. Uno es el del Colegio Americano de Orgonomía (www.orgonomy.org) en Princeton, New Jersey, y el otro el del Instituto para las Ciencias Orgonómicas (www.orgonomicscience.org) en Filadelfia, Pennsylvania. En ambos el autor ha recibido algun entrenamiento, incluyendo contacto personal con el Dr. Morton Herskowitz, último discípulo directo de Reich que aún sobrevive y esta activo. El Dr. Herskowitz tiene más de 80 años, ve pacientes todos los dias, y sigue aplicando los métodos terapéuticos tal cual Reich los desarrolló hace 70-80 años. Existen también centros en Noruega y Espana que continúan transmitiendo el conocimiento que Reich nos legó. No tengo información de la existencia de ningún programa de entrenamiento en Orgonomía en México, aunque sé que existen grupos en el Distrito Federal que quiza están trabajando con el enfoque de Alexander Lowen (terapia o análisis bioenergético), quien fue discipulo de Reich, y con otros métodos relacionados,

La obra y el trabajo cientifico de Reich, hasta donde mi limitado conocimiento personal alcanza, no es parte del currículo de ninguna escuela de medicina, o de programas de educación de posgrado para psiquiatras, mucho menos psiconanalistas, lo cual muestra cómo la medicina y psiquiatría oficiales continúan ignorándolo.

Reich es más desconocido, incomprendido, y distorsionado, que estudiado, discutido, e investigado. El autor espera que el público en general, y los cibernautas en particular, que lee la Revista Pantagruélica, se interesen, a traves de este breve articulo, en leer los libros de Reich y conocer sus ideas. Estos son mis mejores deseos.