CENTRO DE ESTUDIOS WILHELM REICH

INVESTIGACIÓN, FORMACIÓN, BIOTERAPIA

lunes, 15 de noviembre de 2010

LAS 'RUNDBRIEFE' DE OTTO FENICHEL

NOTAS SOBRE RAPAPORT Y LAS CIRCULARES DE FENICHEL

GUILLERMO DELAHANTY



Las 119 Rundbriefe (cartas circulares) de Otto Fenichel fueron editadas en dos volumenes por Johannes Reichmayr y Elke Mühlleitner en la editorial Stroemfeld de Frankfurt. El primer volumen esta dedicado a Europa y comprende de 1934 a 1938, escrito en alemán y el segundo de 1938 a 1945, una parte también en alemán y ulteriormente en inglés. La primera carta está fechada en marzo de 1934, desde Oslo, y la última 14 de julio de 1945 desde Los Angeles, California.
Previamente las cartas originales y sus copias de carbón fueron primero empleados por Russell Jacoby para su investigación sobre Fenichel y la política psicoanalítica. Revisa el contenido subversivo de las cartas. Libro que me permitió a mi mismo utilizarlo como material para mi investigación sobre el marxismo y psicoanálisis.
Las circulares son profusas, bastante documentadas, con múltiples revisiones de trabajos de sus colegas y de otros académicos de las ciencias. El sentido de las cartas era mantener una red de comunicación entre los psicoanalistas, con orientación socialista o marxista, que primero fueron expulsados de la sociedad psicoanalítica de Berlín, y después tuvieron que emigrar por su condición de judíos a E. U.
El círculo de los corresponsales son Otto Fenichel, Georg Gerö (1901-1993), Samuel Goldschein (1901-1960), Edith Gyömröi (1896-1987), Nic Hoel, (1905-1960), Edith Jacobson (1897-1978), Barbara Lantos (1894-1962), Kate Friedländer o Käthe Misch (1902-1949), Annie Reich (1902-1971) y Wilhelm Reich (1897-1957) (corresponsal hasta fines de 1934). Hubo simpatizantes como Erich Fromm, Sabina Spielrein, Wera Schmidt, Paula Heimann, etc.
Las cartas no son exclusivamente redactadas por Fenichel, sino que incluyen trozos de escritos de los demás colegas, por ejemplo, Fenichel reproduce la carta circular que Reich envió a su grupo, apunta: "Reich escribe:..." y reproduce en la circular numero 2, su carta enviada desde Malmoe con fecha el 26 de marzo de 1934, y Fenichel escribe la suya desde Oslo, en abril de 1934 (pp. 69-75). Sobre el conflicto de este vinculo permitan una dispersión, es interesante continuar incesantemente con las investigaciones históricas del psicoanálisis, para muestra basta un botón.
Con relación al rumor de la enfermedad mental de Reich y de su internamiento en un hospital, éste cuenta en una entrevista, que el rumor lo inició su analista Sandor Rado en 1934 por sus celos porque su esposa bailaba eróticamente con Reich. El creyó que Fenichel lo recogió y lo difundió. La historia oral que realiza Bluma Swerdloff, en la Universidad de Columbia, confirma el testimonio de que Rado le comunicó a Annie que su esposo Wilhelm (había sido su paciente por cuatro meses) padecía de una esquizofrenia (Roazen y Swerdloff, 1995). Según Reich, fue a Fenichel a quien realmente lo internaron tres semanas por una crisis causada por la expulsión de su amigo y colega de la IPA.
Tal vez la primera referencia publica sobre las circulares la realiza Reich en la entrevista: "El lado flaco de Fenichel era el 'Tratsch' (chisme) psicoanalítico. Sembraba el mundo de cartas sobre lo que uno hacía al otro" (Higgins y Raphael (1967, p. 100).
Fenichel escribió la ultima carta la el 14 de julio de 1945, anunciando que ya no volvería a enviar las circulares por la decepción de que el grupo no respondía mas a su contenido, incluso evitaron un encuentro para discutir los temas sociales que le preocupaban en relación con la institución psicoanalítica, pero la herida narcisista más poderosa fue de que ni siquiera nombrasen nada relativo a las circulares. Además, advertía de que ya no iba a contar con tiempo suficiente para dedicarse a esa tarea por el momento, pero que quizás mas adelante se podría retomar el asunto de la comunicación colectiva. Y la meta es la que narramos a continuación.
La muerte de Fenichel fue prematura, provocada por su intención de adquirir la certificación médica, exigida por el estado de California; por ese motivo se le ocurrió realizar el internado rotatorio en un hospital, obligatorio como tramite para que todo estudiante de medicina pueda obtener su licencia médica. En otro estado podría haber ejercido como psicoanalista. Como allí no tenía reconocimiento, entonces era considerado como analista profano. Para alcanzar su certificación como psicoanalista reconocido desde la medicina, opta por ese camino. Pero, Fenichel no contaba ni con la edad, ni con la energía para soportar el ritmo frenético de un joven que debe de atender urgencias y a muchos pacientes en un ciclo rotativo de dos días con su noche continua, por un día de descanso. Además, era un hombre con sobre peso y excesivamente ansioso por abarcar todo en su vida cotidiana. Explotó. La causa del fallecimiento fue un aneurisma cerebral.
Su manuscrito sobre las neurosis estaba en prensa, ya habia revisado las galeras, se publicaría en enero de 1946, pero con la fecha de edición de 1945. Su analizado Ralph R. Greenson lo denominó el psicoanalista con un conocimiento enciclopédico. Quién conoce el libro de La teoría psicoanalítica de las neurosis, Buenos Aires, Paidós, 1966, puede apreciar, simplemente que en su revisión hay 1646 referencias de artículos y libros. Hanns Sachs lo catalogó como una enciclopedia jurídica (sic), según Bertram D. Lewin en su introducción a las obras completas de Fenichel. El único libro publicado en vida fue Problemas de técnica psicoanalítica (1939), México, Editorial Pax, 1960, con 200 citas bibliográficas, en un pequeño libro de bolsillo.
Harris y Brock (1991) demostraron que David Rapaport era el curador del material de las cartas circulares de Fenichel. Las 2,500 páginas fueron coleccionadas y preservadas por el colega y traductor de Fenichel. Rapaport con el material habia planeado publicar en una edición las círculares. Hanna Fenichel le había entregado las copias y los derechos literarios. Con el propósito de completar el material, Rapaport buscó copias de otras misivas, por ejemplo, escribió cartas a Annie Reich, a Paula Gross y, supongo que también a Samuel Goldschein, (o Shmuel Golan), posiblemente le envío algún material, porque según los editores de las circulares mantenía contacto permanente con él y Erikson desde Palestina. (Por cierto, que su única obra escrita y en colaboración, fue la traducción al hebreo de la Autobiografía (1925) de Freud, en 1947. Lawrence J. Friedmann (1999), en una nota al pie de pagina cuando menciona la relación de amistad de Rapaport con Erikson, describe que en la Biblioteca del Congreso de los E.U. en la sección manuscritos: Rapaport Papers, se encuentra un documento esbozado su plan para editar y publicar las Circulares. Rapaport depositó el material en la biblioteca de la comunidad terapéutica Centro Austen Riggs donde trabajaba. El acceso a la biblioteca es fácil durante las horas de oficina, pero no se permite hacer copias para el público.
¿Por qué el silencio de los editores de las circulares, no obstante que citan el trabajo de Harris y Brock, en su artículo de 1996 que cuentan como fue el origen del asunto? Lo curioso es que en la lista de sus reconocimientos aparece el nombre de la secretaria de la biblioteca: Helen Linton (Stockbridge), sin especificar puntualmente su papel.
Por su parte, Jacoby establece que los papeles estaban en posesión de Randi Markowitz. Otras cartas las consiguió con un amigo y colega de Fenichel Emanuel Windholz (1903-1986) que comenzó a recibir las circulares desde 1943. Se formó como psicoanalista en Praga. De Checoslovaquia emigra y pertenece a la Sociedad Psicoanalítica de San Francisco. Jacoby también consultó los papeles bajo resguardo del Hanna Fenichel Testamentary Trust, y agradece la colaboración de Clare Fenichel.
¿Por qué entonces no se reconoce el papel de Rapaport en las ediciones de las cartas de Fenichel? Es notable que en las círculares solamente hay una cita del nombre de David Rapaport, no en términos personales, sino a raíz de una de sus publicaciones, Emotions and Memory (1942) [Baltimore, William y Wilkins, existe una segunda impresión en 1950 por la editorial International Universities Press de New York], en la fila número 9, citado alfabéticamente como una de las principales obras psicoanalíticas publicadas de 1942 y 1943 (circular número 112 del 25 de octubre de 1944, p. 1863).
Mi intención con estos datos introductorios es demostrar sobre el encargo que como editor realmente había planeado publicar las cartas, pero que evidentemente no pudo alcanzar su meta porque murió prematuramente.
Ahora bien, nuestra primera pregunta es: ¿por qué Rapaport?
Existe compatibilidad entre ambos autores, Fenichel y Rapaport comparten, junto con Bernfeld, una ideología e incluso una visión del mundo: en su juventud militaron como socialistas, sionistas con experiencias radicales. Con estos datos lo extraño es que Jacoby en su libro omite el nombre de David Rapaport, cercano a Fenichel en su prolífica producción, su conocimiento enciclopédico de la metapsicología psicoanalítica y de sus fallecimientos prematuros (Gifford, 1985). Otto Fenichel (2 de diciembre de 1897 al 22 de enero de 1946); David Rapaport (30 de septiembre de 1911 al 14 de diciembre de 1960); lo curioso es que ambos murieron a los 49 años de edad.
Desde el punto de vista de oficio, la tarea de Rapaport era conocida por lo siguiente: primero tradujo y después editó, junto con Hanna Fenichel, la esposa de Otto, las obras completas de Fenichel en dos volúmenes: The Collected Papers of Otto Fenichel (1953-1954), New York, David Lewis, sesenta y un artículos de 1922 a 1946, con sendas notas bibliográficas al pie de página.
Los artículos sin incluir, editados por Gente (1970), son: "Análisis crítico: Wilhelm Reich, Materialismo dialéctico y psicoanálisis" (1931), y, Sobre el psicoanálisis como embrión de una futura psicología dialéctico-materialista" (1934). Por otra parte, Fallend (1995) registra una lista de los artículos y recensiones politicas de Fenichel. En la revista del Instituto de Investigación Social de Frankfurt hay tres reseñas (cf. Zeitschrift fur Sozialforschung, vols. 2, 1933 y 3, 1934).
Rapaport solía escribír profusamente en las traducciones y ediciones de las siguientes obras, que le aportaron una experiencia excepcional, véase:
1. El voluminoso texto Organization and Pathology of Thought (1951), New York, Columbia University Press, con 27 trabajos, incluídos Freud, Karl Bühler, Herbert Silberer, Eugen Bleuler, Kurt Lewin, etc.
2. El libro de Paul Schilder, Medizinische Psychologie (1923), traducido como Medical Psychology (1953), New York, International University Press. También con notas al pie de página, y finalmente,
3. De Heinz Hartmann, Ich-Psychologie und Anpassungsproblem publicado en las revistas International Zeitschrift fur Psychoanalyse e Imago (1939), traducido como Ego Psychology and the Poblem of Adaptation (1958) (hay versión en español La psicología del yo y el problema de la adaptación (1960), México, Asociación Psicoanalítica Mexicana y Pax Editores, traducido por Ramón Parrés y Mauro Torres, con un prefacio de Hartmann).
¿Cómo se conocieron?, no lo sé, pero podría establecer la hipótesis de que fue en algunas de las visitas que realizó Fenichel para impartir alguna conferencia, etc. supervisión o seminario.
Fenichel primero hizo una parada en la Clínica Menninger de Topeka, Kansas cuando viajaba de Europa a Los Angeles en 1938, pero no se quedó porque a Karl Menninger le molestaba su escaso inglés, y sus hábitos alimenticios (sic). Rapaport aún no trabajaba en el hospital. El llegó a laborar el 2 de julio de 1940 como psicólogo clínico.
Las fechas en que Fenichel reporta de su visita a la Menninger son:
En la carta 117 del 20 de abril de 1945 planeó un viaje en el cual asistiría a la clínica para dictar una conferencia sobre los motivos de defensa y un seminario de dos tardes sobre neurosis de compulsión y neurosis histérica (p. 1914). También dictó una conferencia el 18 de mayo de 1945, sobre motivos y defensa. (n. p. 27, p. 1915).
En la carta 90 del 10 de julio de 1942, escribe que es invitado en el verano del 41 para construír el comité bajo una presidencia marginal de Robert P. Knight y obtener el reconocimiento como institución de formación psicoanalítica alcanzó su reconocimiento por la APA en 1942.
¿Cómo nos imaginamos la edición de Rapaport? Evidentemente con una profusión de notas al pie de página que tal vez se hubiesen convertido en más de dos tomos. Recordemos las múltiples y detalladas notas de referencia de su libro Organization... por ejemplo, en el libro de 27 capítulos hay 3944 notas en total que corresponden a un promedio de 146 notas al pie de página por capítulo. Enriquecidas por su conocimiento enciclopédico del psicoanálisis, de la historia, de la filosofía y de la psicología. Con razón Rodrigué, testigo de su última fase de vida, dijo: "David Rapaport, un monstruo teórico que solo atendía a un paciente y el resto del día estudiaba. Su seminario era un terror, la leyenda decía que habia leído La interpretación de los sueños cuarenta y siete veces" (p. 69). Tal vez, por eso contaba con el tiempo suficiente para la tarea.
En cambio, las notas de la edición de Reichmayr y Mühlleitner se fundamentaron casí exclusivamente en el índice de Alexander Grinstein, pero con una rica referencia bio-bibliográfica de múltiples autores del mundo psicoanalítico.
Para finalizar transcribo el homenaje de Luis Féder (1962) a Rapaport cuando éste visitó a la Asociación Psicoanalítica Mexicana: "Con su capacidad de entresacar siempre lo esencial y bello se llevó, casi abrazando, una réplica escultórica azteca para que 'me acompañe en la soledad de mi cubículo'" (p. 7).
Referencias bibliográficas
Delahanty, Guillermo (1987), Psicoanálisis y marxismo, México, Universidad Autónoma Metropolitana Xochimilco/Plaza y Valdés.
Delahanty, Guillermo (2003), "Geopolítica de la psicología del yo. Las contribuciones de David Rapaport al psicoanálisis", Imagen Psicoanalítica, 1992, 1: 17-32. y en el sitio de internet Psicoanálisis en México, http://cartapsi.org/mexico.
Féder, Luis (1962), "Prefacio", en: Merton M. Gill y David Rapaport (1960) [1961], Aportaciones a la teoría y técnica psicoanalítica, México, Pax Editores, 1962.
Friedmann, Lawrence J. (1990), Menninger. The Family and the Clinic, New York, Alfred A. Knopf.
Friedmann, Lawrence J. (1999), Identity's architect. A Biography of Erik H. Erikson. Cambridge, Harvard University Press.
Gente, Hans-Peter (comp) (1970), Marxismo, psicoanálisis y Sexpol, Vol. I Documentos, Buenos Aires, Granica.
Gifford, Sanford (1985), "Repression or Sea-Change. Fenichel's Rundbriefe and the 'Political Analyst' of thr 1930's", International Journal of Psycho-Analysis, 66, pp. 265-271.
Greenson, Ralph R. (1966), "Otto Fenichel. La enciclopedia del psicoanálisis", en Franz Alexander, et. al, (comps), Historia del psicoanálisis, Vol. VI, Buenos Aires, Paidós.
Grinstein, Alexander (1956), The Index of Psychoanalytic Writings, New York, International Universities Press.

Harris, Benjamin y Adrian Brock (1991), "Otto Fenichel and the Left Opposition in Psychoanalyis", Journal of the History of the Behavioral Sciences, vol. 27, abril, pp. 157-165.
Higgins, Mary y Chester M. Raphael (comps) (1967), Reich habla de Freud, Barcelona, Editorial Anagrama.
Holt, Robert R. (1967), "David Rapaport: a memoir", en: Robert R. Holt (comp), Motives and Thought. Psychoanalityc Essays in Honor of David Rapaport, New York, International Universities Press.
Jacoby, Russell (1983), The Repression of Psychoanalysis. Otto Fenichel and the Political Freudians, Chicago y Londres, The University of Chicago Press.
Mühlleitner, Elke (1992), Biographisches Lexikon der Psychoanalyse, Tubingen, Edition Diskord.
Muhlleitner, Elke y Johannes Reichmayr (Eds), (1998), Otto Fenichel, 119 Rundbriefe (1938-1945), Vol. II: America, Frankfurt am Main/Basel, Stroemfeld.
Rapaport, David (1938-1960), The Collected Papers of David Rapaport, Merton M. Gill (comp) (1967), New York, Basic Books.
Reichmayr, Johannes y Elke Muhlleitner (Eds), (1996), "Otto Fenichel - Historiograph del Psychoanlytischen Bewegung", Psyche, 8, agosto, pp. 742-753.
Reichmayr, Johannes y Elke Muhlleitner (Eds), (1998), Otto Fenichel, 119 Rundbriefe (1934-1938), Vol. I: Europa, Frankfurt am Main/Basel, Stroemfeld.
Roazen, Paul y Bluma Swerdloff (1995), Heresy: Sandor Rado and the Psychoanalytic Movement, Northvale y Londres, Jason Aronson.
Rodrigué, Emilio (2000), El libro de las separaciones. Una biografía inconclusa, Buenos Aires, Editorial Sudamericana.
Shakow, David y David Rapaport (1960) [1964], Psicoanálisis y psicología contemporánea, Buenos Aires, Paidós.


OTTO FENICHEL

Otto Fenichel fue compañero de Wilhelm Reich desde que eran estudiantes de medicina. Integraron la Asociación Psicoanalítica de Viena, también los movimientos revolucionarios de esa época en Viena y Berlín. Ambos concluyeron en EEUU, aunque de forma diferente, ya que sus diferencias comenzaron en 1934.


Otto Fenichel

Sexología, psicoanálisis y política

Fue el tercero de tres hijos del Abogado Fiscal del Imperio, Leo Fenichel y su esposa Emma. Nació el 02.12.1897 en Viena, siendo brillante ya como estudiante del Gymnasium y militante revolucionario del movimiento juvenil vienés que era liderado por su compañero de estudios Sigfried Bernfeld. Pese a su falta de atractivo físico (según Käte Leichter), era centro del movimiento por sus conocimientos de psicoanálisis. Era un movimiento de protesta contra padres y profesores reclamando una "Cultura joven" propia, cuestionadora de la vieja pedagogía y hacia una nueva forma de relacionamiento entre los géneros. El psicoanálisis le brindaba elementos y bases de argumentación. Ya al realizar su primer semestre en la Universidad, entre 1915 y 1916, concurría a las conferencias de Freud. Fue amenazado de expulsión del Gymnasium por promover una estadística acerca del esclarecimiento sexual. Alentados por Fenichel en 1912, veinte estudiantes activaron la creación de un seminario sobre sexología en la Asociación Académica de Médicos Judíos para compensar las carencias de la formación curricular respecto a esa temática. Estos estudiantes se encontraban durante el semestre de verano y más tarde algunos de ellos pasaron a integrar las tradicionales noches de los miércoles de la Asociación Psicoanalítica Vienesa y formaron la segunda generación del Movimiento Psicoanalítico (Eduard Bibring, Grete Lehner, Wilhelm Reich, Otto Sperling). Poco después de finalizados sus estudios de medicina, Fenichel se dirigió a Berlín para formarse como psicoanalista en la policlínica psicoanalítica y en el Instituto de formación berlinés. En 1924 fue asistente en el equipo de la policlínica y en 1925 analista didacta. En mayo de 1926 comenzó una actividad de enseñanza muy prolífica en el Instituto de Psicoanálisis de Berlín. Las experiencias allí recogidas y su necesidad de sistematización encontraron expresión en sus "Teorías de las Neurosis", editadas en dos tomos en 1931. En 1924 creó el "Seminario de niños" que dirigió junto a Schultz-Henke hasta 1933. Así creó una tribuna donde analistas en formación discutían libremente temas de psicoanálisis y política. Fenichel llevó actas de estos encuentros en número de 168. Este foro de discusión creó un lugar para que los jóvenes freudianos orientados políticamente (Edith Jacobson, Erich Fromm, George Gero, Kate Friedländer, Annie y Wilhelm Reich) tomaran posición y discutieran acerca de temas de quemante actualidad. De filiació política de izquierda, compartían el entusiasmo por la creación de la Unión Soviética y fueron a visitarla personalmente. Fenichel escribió acerca de esta experiencia en "La colonia de trabajo abierta de Bolschewo", de 1931. La proximidad con su compañero de juventud Wilhelm Reich, hacía que ambos compartieran aún en sus escritos las opiniones políticas. Con el advenimiento del nazismo, un psicoanálisis comprendido políticamente ya no fue más una cuestión intelectual, sino un problema de la vida cotidiana y de sobrevivencia. Los freudianos conscientes políticamente intentaron, en oposición al establishment psicoanalítico, continuar sus procesos reflexivos socio-críticos. Cuando Hitler accedió al poder, inició la persecución de la población judía y se quemaron los libros de Freud. Pero paralelamente, comenzó la política de colaboracionismo de los psicoanalistas. Pese a la represión totalitaria, se realizaban esfuerzos por obtener el reconocimiento de los dueños del poder del discurso censurado del psicoanálisis, hasta que finalmente el mismo zozobró en el "Grupo de Trabajo A", del Instituto Alemán de Investigación Psicológica y Psicoterapia (conocido como Instituto Göhring de Psicoterapia). Uno de los más tempranos opositores a esta política fue Reich, quien, en una "acción de limpieza" (según Felix Böhm) del Instituto de Berlín, fue separado del grupo (Brecht et al., 1985, 103). Habiendo perdido su hogar tanto política como científicamente, Reich actuó según la divisa "Quien no está conmigo, está en mi contra" y se dedicó a conseguir el apoyo de Fenichel en la oposición. Con la separación de Reich comenzó una correspondencia entre Fenichel y sus amigos y compañeros militantes psicoanalistas, que constituye una documentación única de clandestinidad científica. En un período de once años, Fenichel envió cerca de 119 circulares (de las cuales la más extensa consta de ochenta págs.) en torno a la lucha contra el psicoanálisis medicalizado y lavado dentro de la IPA, orientada hacia un psicoanálisis subversivo (Jacoby, 1985, 47). A fines de 1935 Fenichel emigró de Oslo a Praga. En contraposición a Reich, quería mentener la discusión científica solo dentro de la institución psicoanalítica. Mantuvo esta posición aunque luego en 1937 aceptó que debería haber seguido la propuesta de Reich de disolver la Asociación Psicoanalítica Alemana a principios de 1933. Con el tiempo las dudas crecieron. Después de su emigración a Los Angeles, empezó a sonar resignado. Todavía en el congreso de Lucerna de 1934, dijo que siempre había pensado que la discusión debía darse en lo interno de la institución puesto que sin organización firme el psicoanálisis se desdibujaría y desaparecería; "...pero acontecimientos últimos me han hecho repensar, ¿será que ya las organizaciones con su congelada orientación medicalizadora bloquean más el desarrollo científico que la propia resistencia del mundo externo?" (Reichmayr, 1988, 93 y sig.). En 1945 había decidido apartarse de la enseñanza y práctica del psicoanálisis para ser médico asistente en el "Cedars of Lebanon Hospital" que habría de servirle para la reválida de su título de médico en USA. En la lucha contra la medicalización del psicoanálisis, quería de este modo hacerse inatacable. Para algunos, este trabajoso paso resultaba incomprensible, ya que Fenichel estaba a punto de ser admitido como analista didacta y enseñante de psicoanálisis en poco tiempo más. Pocas semanas antes de su muerte, pudo recibir su habilitación como "Enciclopedista del Psicoanálisis" con su libro "La teoría psicoanalítica de las neurosis". Esto no pudo evitar que su lucha por una enseñanza de la teoría freudiana del psicoanálisis sociocrítica, hubiera fracasado en su oposición dentro de la IPA a la medicalización y escolarización de la trasmisión, dejándolo en un "insilio interno". El proceso histórico del psicoanálisis desde la monarquía de los Habsburgo hasta el exilio norteamericano, ocasionó quiebres biográficos difíciles de elaborar. Las metas científico-políticas resultaron anticuadas, los viejos vínculos rotos. El movimiento psicoanalítico de su juventud era ya tan solo un recuerdo. El 14 de julio de 1945 escribió su última y más breve circular, la número 119. Allí describía sus múltiples visitas a los receptores de las circulares en Nueva York. "Estaba curioso de ver si alguien sugeriría un encuentro de nuestra "fracción". Pensaba secretamente que una tal propuesta sería una señal de que las "circulares" todavía tenían un sentido. (...) Nadie propuso un encuentro" (Jacoby, 1985, 164). Seis meses después, a los 48 años, falleció en Los Angeles preocupado por la evolución del psicoanálisis en los Estados Unidos.